Menú Cerrar

¿Cómo limpiar sillas de tela manchadas?

Los muebles se caracterizan por ser una parte fundamental del mobiliario del hogar, por lo que aprender cómo limpiar sillas de tela manchadas resulta indispensable para mantener una imagen limpia y brillante. Por ello, a continuación descubrirás algunos trucos que te ayudarán a eliminar manchas, polvo y cualquier otra suciedad que le reste sofisticación a tus estancias.

Cómo limpiar sillas de tela manchadas

¿Por qué limpiar las sillas de tela?

Las sillas de tela son piezas decorativas muy utilizadas, pues se encuentran disponibles en diferentes colores, tipos y formas. Estas le aportan a cualquier salón un toque de elegancia y calidez, de ahí la importancia de mantenerlas limpias y cuidadas en todo momento.

Si bien es un sueño para muchos, para otros comprar sillas de tela es una completa pesadilla, principalmente por la suciedad que almacenan. Pero no debes cohibirte de adquirirlas pensando en lo complicado de su mantenimiento, ya que existen varios productos y remedios caseros que puedes utilizar para dejarlas impecables.

Toma en cuenta que las sillas de tela son los lugares preferidos de los ácaros, por lo que es conveniente que las aspires una vez por semana y que lleves a cabo una limpieza profunda cada 6 meses. En Acapulco encontrarás empresas especializadas en esta tarea, en caso de que no cuentes con las ganas, las herramientas ni el tiempo para hacerlo tú mismo.

Cómo limpiar sillas de tela manchadas

¿Cómo limpiar sillas de tela sin ningún tipo de etiqueta?

Las sillas de tela sin etiqueta no disponen de indicaciones de uso, lavado ni secado. Por esta razón, es usual que cualquier producto dedicado a la desinfección pueda dejarlas como nuevas, esto dependiendo del tipo de mancha que se esté tratando.

Bicarbonato

Limpiar sillas con bicarbonato es bastante sencillo, ya que el remedio te permite llevar a cabo un lavado en general de la tapicería o centrarte en una zona determinada. Es muy utilizado para eliminar manchas de vómito, humedad y sudor, tanto en su forma sólida como disuelta en agua.

Para limpiar sillas de tela sin agua solo tienes que seguir los siguientes pasos:

  1. Lo primero es espolvorear un poco de bicarbonato en toda la superficie de la silla.
  2. Deja actuar al menos 30 minutos.
  3. Retira el exceso con una aspiradora o un cepillo suave.

Si lo que buscas es eliminar manchas más profundas, tienes la opción de mojar la tela hasta que el bicarbonato se disuelva. Para ello, pon a hervir un poco de agua y finalmente extiende la mezcla en la tapicería con ayuda de un paño, deja actuar por algunos minutos y seca muy bien.

Vinagre

El vinagre es un excelente limpiador de manchas de orina, grasa, sudor y otros. Para utilizar el producto solo necesitarás diluirlo en una taza con dos medidas de agua, posteriormente sigue estos pasos:

  1. Aplica con un paño por toda la superficie, haciendo hincapié en las zonas donde se concentran las impurezas.
  2. Espera que actúe por uno minutos.
  3. Pasa un paño humedecido en agua para desaparecer el olor a vinagre.
  4. Deja secar en su totalidad antes de usar.

Limón

El truco del limón es especialmente efectivo para limpiar sillas blancas, las cuales se manchan con mayor facilidad. Debido a que posee propiedades blanqueadoras, es uno de los remedios caseros más utilizados para eliminar la suciedad profunda.

Para ello, solo debes diluir el zumo de 2 limones en 1 libro de agua. Después, utiliza la mezcla resultante siguiendo estos pasos:

  1. Aplica el zumo con ayuda de un pañuelo o un spray sobre la tapicería.
  2. Deja actuar aproximadamente por 15 minutos.
  3. Aclara con suficiente agua.

Sal

Si lo que buscas es limpiar manchas especialmente rebeldes, puedes mezclar la capacidad de arrastre de la sal con el poder para blanquear del limón. Luego de crear esta combinación, solo te quedará hacer lo siguiente:

  1. Coloca una buena cantidad directamente sobre la mancha.
  2. Espera 10 minutos a que actúe.
  3. Friega con un cepillo, de arriba hacia abajo para no estropear la tapicería.
  4. Retira el exceso con un paño y deja secar.

Leche

Aunque para muchas personas utilizar leche para desmanchar resulta sorprendente, lo cierto es que puedes recurrir a ella sin problemas para tratar las impurezas de tus sillas de tela. Solo debes llevarla a ebullición y dejar que se enfríe hasta que esté templada, luego sigue los pasos mencionados a continuación:

  1. Con un paño extiende la leche por todo el asiento y el respaldo,
  2. Enfócate en la mancha que quieres eliminar.
  3. Antes de que la le leche se seque, repasa con un paño mojado para evitar el mal olor.

Talco

Los polvos de talco también son una buena alternativa para limpiar sillas de tela, pues actúan muy bien ante las manchas de humedad, sudor y de grasa. Cumple con los pasos siguientes:

  1. Vierte sobre la tapicería talco en polvo,
  2. Deja que cumpla su función durante algunos minutos.
  3. Retira los polvos con una aspiradora o un cepillo.

Jabón líquido

Probablemente este sea el remedio más sencillo para limpiar la tapicería de sillas y sofás, además es muy eficaz para eliminar manchas, polvo, restos de comida y otros. Sigue los siguientes pasos:

  1. Vierte el jabón y espárcelo con un paño mojado.
  2. Pasa el paño por la tapicería varias veces.
  3. Friega en círculos para favorecer su penetración en las fibras del tejido.
  4. Cuando las manchas desaparezcan, retira lo sobrante.

Aspectos a considerar antes de limpiar sillas con etiqueta del fabricante

Las sillas con códigos deben ser tratadas de manera especial, así su vida útil se extenderá por más tiempo y se verán como nuevas en todo momento.

  • Sillas con código de tapicería S: estas solo pueden ser lavadas en seco, es decir utilizando bicarbonato en polvo y esparciéndolo en toda la superficie o con talco. En caso de que se lleguen a mojar, dejar en el sol para que se sequen muy bien.
  • Sillas con código de tapicería W: aquellas que poseen esta etiqueta de tapizados se pueden limpiar con un sistema humedecido. Tienes la opción de utilizar agua, detergentes y jabones diluidos con otros líquidos que te permitirán eliminar la suciedad.
  • Sillas con código de tapicería X: indica que no se puede llevar a cabo una limpieza con ningún producto, ni seco ni húmedo. Por esta razón, solo podrás aspirar el polvo o utilizar vapor para deshacerte de las manchas.